Saltar al contenido

Bienvenido invitado

Aprende a cuidar y reparar el cabello teñido

Aprende a cuidar y reparar el cabello teñido

Lucir un cabello teñido sano, bonito, brillante y nutrido es más fácil de lo que crees.

Cambiar de tono, cubrir canas o decolorar algunas mechas del cabello son formas divertidas de renovar nuestro look y agregar color. Sin embargo, necesitamos complementarlo con cuidados extras para mantenerlo brillante y sin daño alguno.

Lo que buscamos es mantener la hidratación de nuestro cabello, protegerlo y nutrirlo constantemente para no perder su brillo, dejarlo quebradizo o con hebras secas, al mismo tiempo que mantenemos el color que aplicamos.

Teñirlo o decolorarlo requiere de cuidados muy especiales, por eso sigue nuestros consejos para mantener un cabello hermoso, saludable y lleno de color.

Tratamientos de hidratación

Las mascarillas mantienen nuestro cabello hidratado y nutrido, ayudándonos a reparar, cuidar y fortalecer el pelo del daño provocado por las tinturas mientras mantenemos la intensidad del color.

Lo ideal es utilizar estos productos nutritivos una vez a la semana, puedes sustituir el acondicionador por uno. Tendrás una fibra capilar más fuerte y menos propensa a los daños.

Puedes encontrar mascarillas con proteínas y otras hidratantes. Las primeras cumplen la función de reconstruir la hebra capilar mientras las segundas ayudan a tener el cabello sano, brillante y sin frizz.

Utilizar productos adecuados para el cabello teñido

Debemos considerar que al usar tintes en el pelo necesitamos cambiar nuestra rutina por una nutritiva y especializada. De preferencia es mejor utilizar productos que sean específicos para cabello teñido, así se protegerá el color por más tiempo.

Es necesario cuidar nuestro cabello al máximo en cada lavado, sobre todo en los primeros que son propensos a provocar pérdida de color más fácil. Es mejor utilizar productos libres de parabenos, sulfatos y siliconas insolubles.

Los sulfatos son componentes encargados de actuar como detergentes limpiadores y de producir espuma en los shampoo, pero por ser tan abrasivos resecan la hebra capilar, arrastran las partículas de color y dejan el pelo sin brillo, es mejor utilizarlos solo una o dos veces al mes para una limpieza profunda.

Evita altas temperaturas

Nuestro cabello se debilita al teñirlo o decolorarlo por eso está más susceptible al daño de herramientas que utilizan calor como secadores, planchas u onduladores. Se recomienda utilizarlos con menos frecuencia, en el caso del secador si necesitas utilizarlo es recomendable mantener la temperatura en el nivel más bajo.

La idea es reducir la cantidad de calor en el cabello, por eso intenta al bañarte utilizar agua no tan caliente y cuídate de los peligrosos rayos UV que pueden provocar daño en tu cuero cabelludo, para esto puedes utilizar termoprotectores.

Lavar con menos frecuencia

Como mencionamos anteriormente, los primeros lavados son cruciales porque son donde más se pierde el color del tinte, por eso es mejor bajar la frecuencia habitual del lavado así aumentamos la duración del tono y mantenemos los aceites naturales del pelo que nos ayudarán a conservar su brillo.

Cortar las puntas

Es bueno cortar las puntas de vez en cuando para eliminar lo que se resecó en el proceso de teñido y evitar que se quiebren las hebras, así podrás lucir un cabello de aspecto bonito, sano y luminoso.

Recuerda que puedes visitar nuestras tiendas y encontrar una gran variedad de productos especializados en cabello como tratamientos capilares. ¡Luce un cabello teñido sano y brillante con nuestros consejos!

8 sencillos pasos para lograr una manicure perfecta en casa
Conoce la diferencia entre uñas acrílicas, en gel y postizas

Tu carrito

Tu carrito está actualmente vacío.